12 comidas reconfortantes de todo el mundo

Inspiración de viajes


|

Dulces, untuosos, carnosos, caseros… no importa lo que te apetezca en un día triste, estos platos reconfortantes existen simplemente para hacerte sentir bien

Existen opiniones muy diversas sobre qué es una comida reconfortante, y al parecer no hay unanimidad al respecto. Algunos preferimos la comida reconfortante con mucha grasa y carbohidratos, como el queso frito y las patatas fritas, mientras que a otros les encanta picotear galletas de mantequilla de cacahuete remojadas en leche caliente entre comidas.

Quizás los platos de esta categoría no sean los más saludables para nuestro cuerpo, pero sin duda la mayoría (si no todos) son opciones aceptables para tu bienestar emocional. Muchas veces, la comida reconfortante está ligada a un recuerdo de nuestra infancia, a una anécdota divertida de un viaje mochila al hombro o a una persona con la que pasamos un momento agradable. A continuación, te presentamos 12 comidas reconfortantes de todo el mundo que nos parecen sabrosas.

Tostadas francesas al estilo de Hong Kong

Hong Kong es una meca para los amantes de la comida. Además de las influencias regionales, la cocina de Hong Kong se inspira en recetas europeas. Las tostadas francesas figuran entre los platos favoritos de Hong Kong, pero con un toque diferente al clásico plato de desayuno que la mayoría de nosotros conocemos.

Las tostadas son más populares como un postre para el té de la tarde. Se preparan con capas de pan tostado rellenas de mantequilla de cacahuete o mermelada de frutas, pasadas por huevo y fritas. Este plato, frecuentemente acompañado de una buena porción de mantequilla y bañado en sirope o en leche condensada, es deliciosamente dulce, rico y placentero.

Arancini, Italia

Los arancini se sirven mejor calientesLos arancini se sirven mejor calientes — Shutterstock

Si hablamos de comida italiana, cada región tiene sus platos favoritos. Los arancini son típicos del suroeste del país; se dice que su origen se remonta a la Sicilia del siglo X y que desde entonces se han convertido en un icono de la cocina local.

En esencia, los arancini son bolas de arroz rellenas de carne y queso mozzarella, que se cubren con pan rallado y se fríen. Es mejor servirlos calientes, porque son crujientes por fuera y cremosos por dentro.

Picadillo, Latinoamérica

De sabor intenso y delicioso, el picadillo está presente en muchas cocinas del Caribe, Latinoamérica e incluso Filipinas. Debido a que se consume en muchas culturas, es inevitable que existan muchas variaciones de este plato tan popular.

Generalmente, se prepara con carne picada, tomates, aceitunas, se endulza con pasas y se sirve con arroz.

Poutine, Canadá

¿Existe algo más reconfortante que un tazón de patatas fritas crujientes con queso y salsa?¿Existe algo más reconfortante que un tazón de patatas fritas crujientes con queso y salsa? — Shutterstock

La belleza de la poutine reside en su sencillez. No sorprende que a menudo se asocie esta comida reconfortante con Canadá y el norte de Estados Unidos: ¿acaso existe algo más reconfortante y cálido que un tazón de patatas fritas crujientes bañadasa en queso y salsa?

Dado que su popularidad ha registrado altibajos durante décadas, actualmente existen infinidad de variaciones de poutine. Se puede consumir como tentempié de comida rápida con un tenedor de plástico o bien como un plato de alta cocina en un restaurante gourmet.

Spätzle, Alemania

Los orígenes de este plato elaborado a base de huevo, de textura agradable y parecido a la pasta, se remontan a la Alemania del siglo XVIII, y concretamente a la región suroccidental de Swabia, cuyos habitantes lo consumen con orgullo en muchas ocasiones a lo largo del año.

La simplicidad del Spätzle da cabida a una variedad de guarniciones para convertirlo en una comida completa o bien puede incorporarse a otros platos, como las sopas.

Kimchi Jjigae, Corea

El ingrediente principal del kimchi jjigae es el kimchi fermentadoEl ingrediente principal del kimchi jjigae es el kimchi fermentado — Shutterstock

Este plato parecido a un guiso ofrece toda una gama de sabores, que van desde lo ácido hasta lo salado, pasando por lo picante y lo untuoso. Tal y como sugiere su nombre, el ingrediente principal es el kimchi, y cuanto más añejo y fermentado esté, mejor. El resto de ingredientes depende del gusto personal, pero frecuentemente incluyen carne de cerdo, mariscos, cebolla y tofu.

Marmite sobre tostadas, Reino Unido

Con el lema “O lo amas o lo odias” que se introdujo en la década de los 90, este producto pegajoso y salado para untar, Marmite, es un alimento que divide opiniones. Se vendió por primera vez en Inglaterra en 1902, aunque lo descubrió el químico alemán Barón Justus von Liebig como un producto secundario del proceso de elaboración de la cerveza.

Su utilización es realmente diversa, pero algunos dicen que es mejor sobre tostadas de pan blanco con mantequilla. Posiblemente gracias a su envase compacto, la popularidad de Marmite se ha extendido por todo el mundo.

Koshari, Egipto

A primera vista, el koshari puede parecer una mezcla extraña de ingredientes, pero en conjunto es deliciosoA primera vista, el koshari puede parecer una mezcla extraña de ingredientes, pero en conjunto es delicioso — Shutterstock

El koshari, un plato lleno de sabor y carbohidratos, puede encontrarse en todos los puestos de comida callejera de Egipto. A primera vista, puede parecer una mezcla extraña de sabores y texturas, pero juntos crean un tentempié rápido y delicioso. Es tan popular que incluso se ha convertido en un plato nacional del país.
El koshari se prepara con arroz, macarrones, lentejas, garbanzos y tomates, y se sirve con cebollas fritas.

Vetkoek, Sudáfrica

El vetkoek o torta grasa de Sudáfrica es exactamente lo que parece: pan de masa frito en abundante aceite. Se originó hace siglos con los oliebollen holandeses en épocas de migración.

Es un bocadillo popular que se puede comer en cualquier momento del día; por lo general se abre y se rellena con alimentos salados, como carne picada, o se unta con miel o mermelada.

Adobo filipino

Los dos ingredientes base para preparar el adobo son la salsa de soja y el vinagre, que aportan un rico color oscuro y sabor intensoLos dos ingredientes base para preparar el adobo son la salsa de soja y el vinagre, que aportan un rico color oscuro y sabor intenso — Shutterstock

El adobo no es sólo un plato, es un método de cocción y una forma de marinar y conservar la carne cuya tradición data de hace siglos. Para la preparación del adobo, normalmente se utilizan muslos de pollo, pero se puede aprovechar cualquier proteína: cerdo, gambas o incluso tofu.

Los dos ingredientes base para preparar el adobo son la salsa de soja y el vinagre, que aportan tanto un rico color oscuro como un sabor intenso. Existen muchas variaciones de este plato, pero con frecuencia se acompaña con una guarnición de arroz.

Lahmajun, Armenia, Turquía y Oriente Medio

El lahmajun es un plato favorito en Armenia, Turquía y Oriente Medio, y su aspecto es similar al de una pizza.

Su base consiste en una pequeña cantidad de masa que se extiende hasta formar un pan plano, delgado y redondo al que se le añade carne picada, cebollas picadas, tomates, pimientos y otros ingredientes. Generalmente se condimenta con especias como el pimentón, hojuelas de pimienta roja y, a veces, incluso con canela, y se hornea rápidamente en hornos de leña.

Helados, en todo el mundo


Esta lista no estaría completa sin algo tan emblemático como el helado. Servido con una cucharada de dulzura, a muchos nos transporta a nuestra infancia.

Sin embargo, no sabemos realmente a quién agradecer la creación de este postre. Algunos lo atribuyen al emperador romano Nerón, quien supuestamente mezcló nieve con vino y miel, mientras que otros creen que fue Marco Polo quien lo llevó a Italia desde China. En cualquier caso, en la actualidad el helado se disfruta en todo el mundo y eso es lo que cuenta.

Visita Kiwi.com Stories para leer más artículos sobre viajes y comida.