6 destinos baratos en Sudamérica para el 2019

Inspiración de viajes

6 destinos baratos en Sudamérica para el 2019


13 August 2019

| 13 August 2019

Por supuesto, es imposible cubrir todo un continente, pero para los que hayáis decidido visitar Sudamérica en 2019, os dejamos nuestra selección

La Paz, Bolivia

La capital boliviana se encuentra en lo alto de las montañas, a 4.000 metros sobre el nivel del mar - Shutterstock Group Created with Sketch. La capital boliviana se encuentra en lo alto de las montañas, a 4.000 metros sobre el nivel del mar – Shutterstock

 

De todos los países en Sudamérica, Bolivia es generalmente el más barato para los turistas que tienen un presupuesto ajustado, por lo que La Paz tenía que estar en nuestra lista. La capital boliviana se encuentra en lo alto de las montañas, a 4.000 metros sobre el nivel del mar. Una vez que te acostumbras a ello, ¡llega el momento de explorar!

Aunque estés visitando los edificios coloniales (cada vez más raros de encontrar, por desgracia), incluyendo algunas iglesias o las curiosidades locales como el Mercado de las Brujas, te darás cuenta que hay muchas más cosas por descubrir y que pasan en las calles. 

Encontrarás cuestas agotadoras y aparentemente imposibles en las preciosas y calmadas plazas, cuya existencia es desconocida. Además, la rápida expansión de la ciudad ha traído (en algunos casos) un toque de agradable disparidad al lugar. 

Después de todo eso, y si no puedes con más cuestas, súbete al teleférico para disfrutar de una magnífica vista de esta loca ciudad. 

Cuando cae la noche, la aventura continúa. Muchos viajeros con experiencia dicen que La Paz es una de las ciudades que tiene mejor vida nocturna, no sólo del continente, sino del mundo. Ya sean bares de cócteles, discotecas con música en vivo, noches de excelente música tecno, acogedores bares de vinos o fiestas en piscinas en azoteas, ¡hay mucho por hacer! Esta es una de las razones por las que la gente viene por una semana y luego deciden quedarse.   

Asunción, Paraguay

Paraguay se encuentra frecuentemente en lo más alto de la lista de países más felices del mundo - Shutterstock Group Created with Sketch. Paraguay se encuentra frecuentemente en lo más alto de la lista de países más felices del mundo – Shutterstock

 

Paraguay necesita algo de amor. Uruguay tiene sus increíbles playas; Argentina tiene la comida, el vino y la pasión; Brasil baila al ritmo de su samba; mientras que Paraguay… bueno, se merece algo más de aprecio.

Paraguay se encuentra frecuentemente en lo más alto de la lista de países más felices del mundo, principalmente por su relajada filosofía “tranquilo pa”, una combinación de la palabra tranquilo en castellano y el sufijo guaraní “pa”. Es una especie de mezcla entre ser algo despreocupado, feliz y de trato fácil, pero sin descuidar las obligaciones.

No significa que todo sea jugar y no trabajar, pero la idea de familia, amistad, aprendizaje, trabajo y ver el lado bueno de las cosas hace que haya una balanza, dándote una sensación de satisfacción con tu destino en la vida.

La capital de Paraguay sin duda se siente así. No es muy grande, tiene alrededor de medio millón de habitantes, pero es una ciudad muy joven (el 65% de sus habitantes son menores de 30 años). Y es sin duda “tranquilo pa”: no es el lugar más espectacular que vas a visitar, pero es interesante, económico, amigable, tranquilo y perfecto para pasear.

Sin embargo, al igual que La Paz, cuando cae el sol te darás cuenta cómo una ciudad tan joven puede parecer más grande de lo que es. Siempre encontrarás planes geniales, pero no tendrás que recorrer grandes distancias para disfrutarlos. Si no estás preparado para Río, te intimida Sao Paulo o piensas que Buenos Aires es muy obvio, prueba Asunción. Te sorprenderá.

Cartagena, Colombia

Situada en la costa caribeña, Cartagena puede ser muchas cosas para mucha gente - Shutterstock Group Created with Sketch. Situada en la costa caribeña, Cartagena puede ser muchas cosas para mucha gente – Shutterstock

 

Una de las ciudades más bonitas de Suramérica, el Casco Antiguo de Cartagena es declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO, y cuenta con preciosas iglesias, filas de casas coloniales llenas de color y fuertes muros históricos.

La ciudad en sí es considerada como un sitio caro, teniendo en cuenta todos los factores. Hay una amplia variedad de hoteles de lujo y restaurantes sofisticados, pero aún hay muchas opciones económicas, tanto en alojamiento como en comida. Corrientes debería ser tu comida para llevar, un menú local que suele consistir en básicos como la carne, el arroz, la ensalada y cosas por el estilo, es sustancioso, rico y barato.

Situada en la costa caribeña, Cartagena puede ser muchas cosas para mucha gente. ¿Quieres unas vacaciones con playa? Has venido al sitio correcto. ¿Prefieres pasear y explorar la ciudad? Perfecto, es un lugar accesible, lleno de historia e ideal para perderte.

¿En busca de arte callejero, bares originales y músicos locales? Sin problema, la zona de Getsemaní, en su momento conocida como un lugar de las drogas y la violencia, es ahora uno de las áreas más populares de Suramérica.

Es el momento perfecto para venir y visitar un lugar que lo ha visto todo, lo ha hecho todo y no solo ha sobrevivido, sino que se ha reinventado en una ciudad llena de color, próspera y que es una parada obligatoria en cualquier aventura por Suramérica.

Canoa, Ecuador (y Ecuador en general)

Si quieres seguir disfrutando del ambiente de la playa, pero no buscas una locura sin fin, el pequeño pueblo de Canoa es tu sitio - Shutterstock Group Created with Sketch. Si quieres seguir disfrutando del ambiente de la playa, pero no buscas una locura sin fin,el pequeño pueblo de Canoa es el sitio para ti – Shutterstock

 

La costa de Ecuador es cada vez más conocida como un sitio para ir a disfrutar de las fiestas, el surf y hacer locuras. Si, de todas maneras, quieres seguir disfrutando del ambiente de la playa, pero no buscas una locura sin fin, el pequeño pueblo de Canoa es el sitio para ti.

Con colinas en un lado y playas vacías en el otro, es una propuesta mucho más relajada que otras. Es más, un sitio para descansar en la arena con una cerveza que un lugar donde bailar hasta el amanecer. En muchos sentidos, es el mejor lugar. Tienes más posibilidades de conocer a locales y, mientras que el marisco es tan bueno como en cualquier otro sitio, los precios son más bajos.   

Para ser honestos, el resto del país también se merece ser explorado. Es como Suramérica a pequeña escala: playas en un lado, los Andes en el medio, el Amazonas en el este, al igual que las islas Galápagos (aunque este es un artículo de destinos económicos: no irás allí si tienes un presupuesto bajo).

La capital, Quito, es un tesoro escondido del siglo XVII lleno de iglesias, mansiones, avenidas y plazas mientras que en lo alto de los Andes hay pueblos que siguen un antiguo estilo de vida, cultivando, tejiendo y comerciando en deteriorados puestos de mercado. La manera en que viven las personas, así como la tierra en la que viven está protegida, especialmente cuando se trata de turismo con el programa Ecuador Ama la Vida, que promueve el bioturismo, la protección medioambiental y el respeto hacia la cultura.

Vayas a donde vayas, encontrarás un país que sabe de dónde viene, a dónde va y que ha encontrado el equilibrio entre estas dos ideas. Es algo raro y difícil de hacer, pero poco a poco Ecuador parece que lo está consiguiendo.

Las tierras altas peruanas

Descubrirás que la ropa colorida, las mantas y los gorros no son trucos, están tradicionalmente hechos a mano y llevados con amor —  Allen.G / Shutterstock Group Created with Sketch. Descubrirás que la ropa colorida, las mantas y los gorros no son trucos, están tradicionalmente hechos a mano y llevados con amor — Allen.G / Shutterstock

 

Perú está en el número uno en muchas listas de viajes por Suramérica, y con razón. Ciudades como la capital Lima, y la antigua capital inca Cuzco son merecidamente famosas, como lo es también el legendario Machu Picchu, que atrae a decenas de miles de visitantes cada año. Pero vamos a hablar sobre las maravillas de las tierras altas andinas. 

Sabemos que muchos turistas buscan esa experiencia que sea, digamos esa palabra horrible y sobreexplotada “auténtica”, pero en esta parte del mundo es dónde estarás más cerca de conseguirla.

El inglés no es muy frecuente, así que mejor si tienes un nivel aceptable de español (¡o lo ves como una oportunidad para aprender!). Descubrirás que la ropa colorida, las mantas y los gorros no son trucos, están tradicionalmente hechos a mano y llevados con amor, además, las llamas con mucho mejores que las llamas son mucho mejores en la vida real que en Internet.

Por supuesto, hay muchos lugares que visitar en tu viaje, incluyendo el pueblo de Cajamarca, un lugar con (supuestamente) zonas de baño de la realeza inca; Huánuco, normalmente una parada entre Lima y la selva amazónica pero que sin duda vale la pena; las calurosas primaveras y las rutas de senderismo cerca de Huancavelica; y las numerosas oportunidades de explorar montañas, valles, llanuras, bosques, cuevas, prácticamente lo que quieras, sin cruzarte con ningún otro turista. No puede ser mejor.

Parque Nacional Ybycuí, Paraguay

El parque en sí es un bosque lleno de frondosos árboles, matorrales rocosos, cascadas y piscinas – Shutterstock   Group Created with Sketch. El parque en sí es un bosque lleno de frondosos árboles, matorrales rocosos, cascadas y piscinas – Shutterstock

 

Ya hemos mencionado a Paraguay en este post, así que vamos a terminar con un lugar cerca de Asunción: el Parque Nacional Ybycuí. Empezaremos con el nombre tan poco común, que significa “arenoso” en el idioma local guaraní. Ahí lo tienes.

No es difícil llegar desde la capital. Está a unos 150 km, es un camino recto y no tendrás problema en encontrar a gente que te quiera llevar haciendo de taxi.

El parque en sí es un bosque lleno de frondosos árboles, matorrales rocosos, cascadas y piscinas, todo con una banda sonora protagonizada por numerosas especies de pájaros y monos que viven allí.

No es enorme, pero hay muchas rutas para caminar y está permitido bañarse en algunas piscinas bajo las cascadas, al igual que llevar tu propia comida si te apetece. A veces puedes encontrar bastante gente, pero no suele ser agobiante.

Otro aspecto curioso del parque es que allí se encuentra la antigua fábrica de armamento Minas Cué. Durante la guerra de Paraguay, esta parte del parque, al ser rica en mineral de hierro, fue extraído y el hierro fue fundido y utilizado para fabricar armas y balas.     

La planta de fundición y la fábrica están ahora abandonadas, pero hay un museo enseñando la historia del lugar, así como una explicación de la guerra. Es raro contemplar una prueba de violencia cuando estás rodeado de tanta belleza, pero es un lado más de este país inusual y cautivador.