8 destinos europeos baratos

Todo el mundo necesita un descanso de vez en cuando. Coge un par de cosas y mételas en la mochila, ten a mano las llaves y el teléfono, y vete

Obviamente, Kiwi.com es la mejor manera de reservar tus vuelos al mejor precio, pero ¿a dónde vas a ir realmente? El mundo es muy grande ahí fuera.

Para hacer las cosas un poco más fáciles, hemos pensado en ocho ciudades europeas que no te costarán un ojo de la cara. ¿Por qué no pasar un fin de semana explorando una de estas joyas?

Palermo, Italia

Muchos de los edificios en el centro de la ciudad son del siglo IX - Pixabay destinos europeos baratos
Muchos de los edificios en el centro de la ciudad son del siglo IX – Pixabay

Muy a menudo los turistas se olvidan de Sicilia, eligiendo destinos más comunes como Roma, Florencia, Venecia, PisaMilán.

Pero en lo que, a descubrir la Italia auténtica, cotidiana y viva se refiere, Sicilia está ganando cada vez más puntos. Al sureste de la isla se encuentra Catania, de la que te hablamos en otras publicaciones, pero vamos a centrarnos en la ciudad más grande de Sicilia, Palermo.

Muchos de los edificios del centro de la ciudad son del siglo IX, por lo que no pasarán desapercibidos para los amantes de la historia. Siendo una ciudad que se encuentra justo en la frontera de Europa, su estilo presenta una mezcla de bizantino, norteafricano y europeo, con mercados callejeros ubicados alrededor de majestuosas iglesias barrocas.

Es como estar en una película; con sus paredes desmoronadas y una ruidosa vida callejera, pero no hay mejor lugar donde sentarse, comer, beber y observar el frenético ritmo de vida siciliano.

Paphos, Chipre

Paphos es una ciudad moderna que incorpora antiguas ruinas de tumbas - Pixabaye destinos europeos baratos
Paphos es una ciudad moderna que incorpora antiguas ruinas de tumbas – Pixabay

Dicen que en la vieja Paphos nació Afrodita, así que tal vez sea el sitio perfecto para llevar a tu pareja… Lo que sí es cierto es que es una ciudad con mucha historia.

Los orígenes de Paphos vienen del Neolítico, pero ahora es una ciudad moderna que convive con el puerto, antiguas ruinas de tumbas, fortalezas, teatros y villas que forman parte del Parque Arqueológico de Paphos.

Vale la pena hacer senderismo por las montañas de Troodos, dar un agradable paseo entre los pinos y cedros que, de vez en cuando, dejan entrever algunas de las iglesias más espectaculares de Europa. Diez de ellas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad.

De vuelta en la ciudad, fuera de las murallas situadas al norte, encontrarás las Tumbas de los Reyes, una necrópolis de arenisca del siglo IV a.C. Regresa al centro a través del Parque Arqueológico y explora los bares y restaurantes, ¡y no olvides probar el marisco recién pescado!

Maribor, Eslovenia

Situado a orillas del río Drava, el centro de la ciudad de Maribor está lleno de majestuosos edificios del siglo XV - Wikimedia Commons destinos europeos baratos
Situado a orillas del río Drava, el centro de la ciudad de Maribor está lleno de majestuosos edificios del siglo XV – Wikimedia Commons

Liubliana es encantadora, pero no puedes perderte Maribor, una ciudad escondida en la región vinícola de Eslovenia. Situado a orillas del río Drava, el centro de la ciudad está repleto de edificios señoriales del siglo XV, caracterizados por sus techos de tejas rojas que rodean las plazas y los callejones por los que puedes dar un paseo muy agradable.

Tras sufrir un fuerte bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial, puede que no te guste mucho su reconstrucción, pero están mejorando las instalaciones de la ciudad constantemente. No obstante, no has venido aquí por eso ¿verdad? Visita el Museo de la Viña Vieja para catar vinos locales, a sus vecinos les encantan (y con razón).

Pero Maribor no es sólo vino. La ciudad tiene un par de buenas microcervecerías, y la calle Postna, cerca de la universidad, tiene algunos bares que valen mucho la pena. También es un buen destino para los amantes del arte.

El Salón de Artes Aplicadas en Glavni era antes un casino que acabó cerrando, pero ahora es un café-bar muy bien restaurado que organiza conciertos y ofrece artesanía y creaciones de diseñadores locales.

Sarajevo, Bosnia y Herzegovina

Una curiosa mezcla de estilos otomano, eslavo y austrohúngaro que alberga acogedores cafés e interesantes museos - Pixabay destinos europeos baratos
Una curiosa mezcla de estilos otomano, eslavo y austrohúngaro que alberga acogedores cafés e interesantes museos – Pixabay

Para la gente de cierta generación, Sarajevo evoca imágenes de reporteros con chalecos antibalas entre edificios acribillados. Todo esto parece estar muy lejos de lo que ahora es una ciudad cosmopolita que ofrece una curiosa mezcla de estilos otomano, eslavo y austrohúngaro y alberga acogedores cafés e interesantes museos.

Hablando de museos, ya que la ciudad fue el centro de muchos de los acontecimientos que dieron forma al siglo XX, uno esperaría que hubiera mucho que investigar, y así es. El Museo del Túnel es una forma visceral y conmovedora de conocer el asedio de la ciudad por parte de las fuerzas serbias entre 1992 y 1996.

Después de aprender sobre este período a través de imágenes y vídeos, este museo ubicado en una casa bombardeada proporcionó la entrada a un túnel que conectaba la parte bosnia de la ciudad con el mundo exterior. Una sección reconstruida de 25 metros por la que se puede caminar hace justicia a lo aterrador que era todo.

En la esquina del puente latino hay otro museo dedicado a otro acto trascendental: el asesinato de Francisco Fernando por Gavrilo Princip. No obstante, si te apetece cambiar de temática, ¿qué tal un poco de historia deportiva? Sal a las colinas para descubrir los restos cubiertos de vegetación de una pista de bobsleigh abandonada, construida para los Juegos Olímpicos de Invierno de 1984.

Breslavia, Polonia

No dejes que sus casi mil años de historia te engañen. Esta es una ciudad construida para el futuro - Pixabay destinos europeos baratos
No dejes que sus casi mil años de historia te engañen. Esta es una ciudad construida para el futuro – Pixabay

Esta ciudad polaca se ha convertido recientemente en un destino interesante, gracias a las conexiones aéreas que tienen lugar desde y hacia ciudades importantes como Londres, París, Roma y Madrid.

Así que si te apetece un fin de semana en una ciudad polaca diferente a Cracovia, ¿por qué no visitas Breslavia? La Plaza del Mercado puede competir con cualquier otra plaza del país, rodeada de casas adosadas y por el antiguo Ayuntamiento de arquitectura gótica, sede de un imponente reloj astronómico.

No dejes que los casi mil años de historia te engañen. Esta es una ciudad construida para el futuro. Con alrededor de 130.000 estudiantes, es la ciudad más joven de Polonia y, como tal, una de las más animadas.

En 2015, 2016 y 2017 fue incluida en la lista de las 100 ciudades más habitables de Mercer y su reputación sigue en aumento. Además, puede tanto competir alto en cultura – es la sede de la Ópera de Breslavia, el Teatro Nacional de Títeres, la Academia de Música Karol Lipiński y el Foro Nacional de Música -, como acoger grandes fiestas.

Esto contrasta perfectamente con el hecho de que los bajos del Ayuntamiento Viejo acojen uno de los restaurantes más antiguos de Europa (Piwnica Świdnicka está abierto desde 1275), mientras que en los bajos del Nuevo Ayuntamiento se encuentra Spiż, uno de los pubs cerveceros de moda en la ciudad.

Gerona, España

Girona es un lugar muy visitado por los habitantes de Barcelona - Pixabay destinos europeos baratos
Girona es un lugar muy visitado por los habitantes de Barcelona – Pixabay

Si vuelas a Barcelona con una aerolínea lowcost, lo más probable es que el destino sea el aeropuerto de Gerona. A una hora en autobús de Barcelona, vale la pena pasar un tiempo en la propia Gerona, ya que es, además, un lugar muy visitado por los habitantes de Barcelona.

La ciudad está construida sobre la confluencia de cuatro ríos, por lo que la mayor parte del casco antiguo se encuentra a los lados de la empinada colina de los Capuchinos. Dentro de las antiguas murallas y fortificaciones, hay una colección de iglesias, cuyo punto central son los ochenta y seis escalones que conducen a la catedral.

Para tener las mejores vistas y orientarse, lo mejor es subirse a los muros y caminar por el casco antiguo. Están en muy buenas condiciones después de haber sido restaurados y, a pesar de algunas partes ligeramente agrietadas, no hay problema alguno.

Dirígete a El Call, el viejo gueto judío del año 1100. En su apogeo, Girona contaba con una de las escuelas cabalísticas medievales más importantes de Europa, donde vivían un sinfín de importantes pensadores y poetas judíos.

Es una zona muy fotografiable, con paredes de piedra y callejones en forma de grieta con escaleras y jardines secretos.

Para algo un poco distinto, no puedes perderte las partes más nuevas de la ciudad, que acogen la mayor parte de la vida social de la ciudad. El barrio de la Mercadella, del siglo XIX, alberga la Rambla de la Llibertat, un amplio y elegante bulevar peatonal paralelo al río Onyar, donde los vecinos y visitantes pueden ir de compras y tomarse un café.

Leipzig, Alemania

Por sus antecedentes artísticos, Leipzig se conoce como el Nuevo Berlín - Pixabay destinos europeos baratos
Por sus antecedentes artísticos, Leipzig se conoce como el Nuevo Berlín – Pixabay

La ciudad de Leipzig, actualmente en pleno auge, ha sido apodada en algunos círculos como la Nueva Berlín de los jóvenes empresarios, artistas y creativos que se han visto excluidos de la capital.

Una ciudad de enormes contrastes, conocida por los amantes de la música clásica debido a sus conexiones con Bach, Wagner y Mendelssohn, así como por tener áreas como Connewitz, anárquica, punk, semi-abandonada en algunas partes y con un ambiente que recuerda al pensamiento político de la izquierda.

El Zeitgeschichtliches Forum es un magnífico museo de la época en que Leipzig era una pieza importante de la RDA. Hay más de 3.200 objetos cotidianos que permiten ilustrar cómo era la vida bajo el régimen comunista, incluyendo los medios que utilizaban para la comunicación, libros, revistas, camisetas de fútbol, obras de arte y mucho más.

Es un lugar muy atractivo. Puedes ver las partes principales de la ciudad en un solo fin de semana, pero te aseguro que después no querrás marcharte. Es un lugar genial.

Vilna, Lituania

El casco antiguo de Vilna es Patrimonio de la Humanidad - Pixabay destinos europeos baratos
El casco antiguo de Vilna es Patrimonio de la Humanidad – Pixabay

A pesar de que poco a poco se está convirtiendo en un destino para los turistas británicos, Vilna sigue siendo una excelente opción para pasar un fin de semana fuera. Su casco antiguo es Patrimonio de la Humanidad, la antigua sede de la KGB se ha convertido en un museo, y la Plaza de la Catedral posee una extraña belleza sin igual.

Para disfrutar de unas espectaculares vistas, no hay mejor lugar que el Castillo de Gediminas, situado en lo alto de una pequeña colina sobre el casco antiguo.

Sin embargo, una cosa que hay que saber sobre esta curiosa capital es que la zona de la ciudad llamada Užupis se declaró una república independiente en 1997. Esto se manifiesta en este barrio de artistas con los carteles de “Bienvenidos a la República de Užupis” al entrar y sus tres lemas (“No peleen”, “No ganen”, “No se rindan”).

Obviamente, no está reconocida por ningún gobierno, pero los residentes todavía se enorgullecen de ello. ¿Y por qué no iban a hacerlo, teniendo en cuenta que su Día Nacional es el 1 de abril y que su monumento más famoso es una estatua de Frank Zappa?