Aventuras low-cost: cómo viajar por poco dinero

Trucos de viaje


|

¿Quieres ahorrar en tus viajes? No te pierdas estos cinco trucos que te ayudarán a ajustar gastos.

Una de las primeras preguntas que todos nos hacemos al pensar en un viaje es cuánto nos va a costar la broma. Y, como muchas veces intentamos echar mano de trucos para ahorrar ese dinero que tanto nos cuesta ganar, aquí te sugerimos algunas ideas para ayudarte a viajar por menos.

Uno: no lleves muchas cosas

Cabin bag being lifted into an airplane's overhead lockerSi puedes, intenta volar solo con equipaje de mano — Shutterstock

Si vas a subirte a un avión, el equipaje gratuito permitido dependerá de la política de la aerolínea, así que sería conveniente que te la leyeras bien antes de tu viaje. En general, las aerolíneas low-cost (como Ryanair en Europa o Frontier Airlines en Estados Unidos) cobran una tasa por facturar cualquier pieza de equipaje que se vaya a cargar en la bodega del avión. Por lo tanto, prescindir de equipaje facturado te hará ahorrar dinero, pero para ello tendrás que transportar todas tus cosas como equipaje de mano. Y ahí hay que tener en cuenta varias cuestiones.

En primer lugar, comprueba las especificaciones exactas del equipaje de mano que la aerolínea te permitirá llevar contigo gratuitamente. Muchas compañías, tanto low-cost como convencionales, limitan las dimensiones del equipaje a 56 x 45 x 25 centímetros. Este es el estándar establecido por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés), pero en la práctica no se trata de una norma estricta. Por ejemplo, algunas de las aerolíneas low-cost más conocidas (Ryanair y Wizz Air entre ellas) cobran un importe adicional por viajar con una maleta de mano de ese tipo, ya que el tamaño de su equipaje gratuito permitido se reduce al de una mochila pequeña. Aun así, el precio por llevar una pieza de equipaje de mano aprobada por la IATA suele ser inferior al de facturar una maleta grande.

¿Y qué puedes meter en una pieza de equipaje de 56 x 45 x 25 centímetros? No entrará mucho más que tus documentos, objetos de valor, artículos de aseo personal esenciales (volveremos sobre esto enseguida) y un par de mudas de ropa. Por eso, un truco muy habitual es llevar puestas tantas prendas como puedas en el momento de volar. Esto puede hacerte parecer un poco más grande físicamente y quizá sea algo incómodo si vas a viajar en verano, pero todo sea por la noble causa de ahorrarte unos euritos.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que tendrás restricciones a la hora de viajar con líquidos en el equipaje de mano. Sin ir más lejos, en ningún caso podrás llevar bebidas de tamaño normal. En cuanto a los artículos de higiene y cosmética, convendría reducirlos al mínimo posible.

Pero, si tienes que llevar un mayor volumen de líquidos sí o sí, es probable que te salga más a cuenta pagar por la facturación de equipaje que comprar esos artículos una vez pasado el control de seguridad del aeropuerto o ya en tu lugar de destino. Esto es especialmente aplicable a personas con una notable afición a la cosmética; te lo dice alguien con experiencia en el tema… Sin embargo, estamos hablando de la excepción a la regla: en condiciones normales, cuanto menos lleves, más ahorrarás.

Dos: come con cabeza

Lunch box of pasta against a hilly backdropPrepárate tu propia comida para el viaje — Shutterstock

En el equipaje de mano no puedes llevar bebidas, pero con los alimentos sólidos no hay ningún problema. Comer en los aeropuertos puede resultar bastante caro, sobre todo en la zona de salidas (después de haber pasado por los controles de pasaportes y seguridad). Pero, si te preparas algo antes de salir de casa, podrás matar el gusanillo durante el viaje sin tener que gastar nada.

Y lo mismo vale para tu lugar de destino. Comer en bares y restaurantes es sin duda una de las gracias de toda experiencia turística, pero, si no quieres que el presupuesto se te descontrole, siempre viene bien elegir un alojamiento con acceso a una cocina. De esta forma, podrás preparar tus comidas con productos de supermercado (exactamente igual que harías en casa) y llevártelas contigo en tus andanzas. Este recurso, con lo fácil que suena, es realmente muy eficaz para ahorrar dinero.

Tres: ábrete a la vida social

Young people in hostel bunk bedsLos albergues son una excelente opción de alojamiento económico — Shutterstock

El alojamiento comunitario es ideal para recortar gastos durante un viaje. Los albergues, todo un clásico, permiten pagar por una cama en un dormitorio compartido en lugar de por una habitación privada. Es más, muchos de ellos tienen cocina (¡bingo!), y la configuración del espacio lo pone fácil para conocer a otros viajeros como tú. Nunca se sabe: aparte de salvaguardar tus finanzas, ¡podrías hacer amistades para toda la vida!

Si eres especialmente sociable, puedes ir un paso más allá y quedarte en una casa particular. CouchSurfing es probablemente la red de anfitriones más popular de Internet. A través de este sistema, puedes alojarte con ellos a cambio de absolutamente nada, aparte de su (a veces breve) compañía. En otras palabras, lo que les ofreces a esas personas no es el contenido de tu billetera, sino tu magnética e irresistible personalidad.

Si, por el contrario, no te seduce la idea de convivir con desconocidos, lo que puedes hacer es llevarte de viaje a tus amigos. Si alquiláis una casa, apartamento o habitación de hotel en grupo, lógicamente el gasto se dividirá entre todos. ¡No hay nada como compartir!

Cuatro: mantén los pies en el suelo

Girl looking at mountainous scenery from a train windowViajar en tren suele ser más barato que volar y puede ofrecer una experiencia muy gratificante — Shutterstock

Hoy en día no es difícil encontrar billetes de avión increíblemente baratos y, además, hay trucos para gastar aún menos (los veremos a su debido tiempo). Pero, si no vas con prisa, no descartes viajar por tierra.

Los autobuses de larga distancia son un excelente medio de transporte de bajo presupuesto. Otra ventaja es que el equipaje permitido suele ser más generoso que el de las aerolíneas low-cost, ya que la mayoría de las compañías de autobús aceptan una pieza de equipaje gratis en el maletero.

En Europa operan grandes empresas de transporte internacional como Flixbus, Megabus o Eurolines. En conjunto, estas compañías ofrecen rutas a través de decenas de países, así que no tendrás problemas para llegar de A a B por carretera. En el resto del mundo también hay innumerables compañías de autobuses de larga distancia. El motor de búsqueda de Kiwi.com te permite filtrar los resultados por medio de transporte, lo cual es perfecto para encontrar conexiones en autobús desde dondequiera que estés hasta dondequiera que vayas.

Viajar en tren también puede ser más económico que volar, así que vale la pena investigar las rutas y billetes de ferrocarril. Si estás pensando en hacer un recorrido largo por Europa, los populares pases Interrail y Eurail ofrecen mucha flexibilidad para planificar tu viaje a unos precios muy ventajosos. De hecho, un trayecto en tren de larga distancia puede ser una experiencia cautivadora en sí misma. Acurrucarte en el asiento y contemplar paisajes campestres por la ventana, compartir una cerveza o una partida de cartas con tus compañeros de viaje y dejarte acunar por el suave movimiento de tu coche cama son cosas que no se pagan con el vil metal.

Y otro punto a favor del transporte terrestre sobre los vuelos es que casi siempre te dejará en el centro de tu ciudad de destino. Así, el hecho de llegar a una estación de tren o autobús bien situada te ahorrará tiempo y dinero en comparación con el tránsito entre el aeropuerto y la ciudad. Según dónde aterrices, es posible que no tengas más remedio que tomar un taxi, y eso es algo que todo turista ahorrador quiere evitar a toda costa.

Cinco: reserva con Kiwi.com

Two boarding passes sticking out of passports laid on a mapLa compra de billetes desechables es una buena alternativa para volar por menos dinero — Shutterstock

En Kiwi.com nos gusta hackear el sistema. Nuestro motor de búsqueda esconde varios ases bajo la manga para ofrecerte los mejores precios que jamás encontrarás.

Uno de ellos es la herramienta Nomad, ideal para trotamundos. Nomad coteja ingeniosamente los destinos que tú le indicas con el número de días que planeas pasar en cada uno de esos lugares, y te propone los itinerarios más baratos para que elijas el que más te guste. Ahí lo tienes: ¡una aventura fabulosa sin caer en la ruina!

Otra estrategia bastante particular que Kiwi.com utiliza para encontrar billetes de bajo coste es la inclusión de «tramos ocultos» en algunos itinerarios. Aunque pueda parecer un sinsentido, en ocasiones algunas aerolíneas (generalmente convencionales) cobran más por un billete solo de ida que por la misma ruta con un vuelo de vuelta o de continuación del viaje. Por ejemplo: si quieres un vuelo de ida de París a Los Ángeles, podría salirte más barato comprar un billete de ida y vuelta, o bien un itinerario que vaya de París a Ciudad de México haciendo escala en Los Ángeles. Por supuesto, no tienes la obligación de regresar a París ni de seguir hasta Ciudad de México; simplemente, puedes salir del aeropuerto en Los Ángeles y prescindir del otro vuelo incluido en tu reserva.

En la industria de los viajes, esta práctica se conoce como «emisión de billetes desechables». Sin embargo, para hacer uso de este truco tan innovador, debes tener en cuenta ciertas consideraciones, igual que ocurre cuando eliges no facturar equipaje.

Precisamente, una de estas condiciones es que tienes que volar sin equipaje facturado. Si tu reserva incluye un vuelo de continuación oculto, solo podrás llevar equipaje de mano. La razón es muy sencilla: siguiendo con nuestro itinerario hipotético, si facturaras una maleta en París, ella continuaría el viaje y acabaría sola y abandonada en Ciudad de México.

También tendrás que asegurarte de disponer de la documentación necesaria (visados, por ejemplo) para llegar al que en principio debería ser tu destino «final». En este caso, en el aeropuerto te harían el check-in para volar hasta Ciudad de México. Por lo tanto, la compañía debería comprobar tus documentos requeridos para entrar en México aunque en la práctica no vayas a pisar el país.

Nuestra web encuentra estos billetes especiales en cuestión de segundos, y puedes tener la tranquilidad de que siempre te avisaremos y te informaremos sobre las condiciones del itinerario si alguno de los resultados de tu búsqueda incluye un tramo oculto. En el caso de que no puedas o no quieras aceptar esas condiciones, no hay ningún problema en absoluto: la web de Kiwi.com te sugerirá muchas otras opciones de itinerarios sin tramos ocultos a precios muy competitivos.

Esperamos que estas cinco propuestas prácticas para ahorrar dinero en tus vacaciones te hayan resultado interesantes. Viajar no tiene por qué costar un ojo de la cara: solo hace falta un poco de planificación, sentido común y una pizca de picardía.

¿Quieres leer más artículos de viajes? Entra en Kiwi.com Stories.