Una carta de amor para… Rusia

Inspiración de viajes


|

¿Cómo definirías un país que durante siglos ha demostrado ser prácticamente indefinible?

Winston Churchill lo definió como “un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”; un inmenso paisaje que se extiende prácticamente por la mitad del mundo, y las palabras no me alcanzan para reflejar todos los aspectos de este país tan complejo, contradictorio, desconcertante y hermoso. A pesar de ello, intentaré definirlo y espero inspirarte a descubrir más.

Emociones confusas

Moscú es enorme, caótica y vertiginosa, llena de tráfico y gente por doquierMoscú es enorme, caótica y vertiginosa, llena de tráfico y gente por doquier — Shutterstock

Quizás debamos comenzar por la capital. Sin duda, Moscú es intimidante. Es enorme, caótica y vertiginosa, llena de tráfico y gente por doquier. También es un lugar extremo, lo cual tiende a desconcertar a mucha gente: puede ser increíblemente frío o asfixiantemente caluroso, espectacularmente hermoso o tremendamente feo, distante y tranquilo, o visceralmente inmediato y directo. Pero si algo puedo asegurar, es que no es un lugar aburrido.

Te resultará agotador y confuso, pero para bien o para mal, vale mucho la pena como experiencia. Por poner un ejemplo, el metro siempre está lleno de gente y es muy ruidoso, pero también es hermoso y fascinante. Muchos museos y monumentos se han ocupado de seleccionar qué partes de la historia venerar y cuáles eliminar (visita el mausoleo de Lenin para ver una deificación casi cómica y sombría del antiguo líder), mientras que el arte y la música que puedes encontrar por todas partes, desde bares hasta tiendas de libros y establecimientos de música underground, cuentan la historia de la Rusia actual.

Visiones de grandeza

San Petersburgo conserva un toque de grandeza y eleganciaSan Petersburgo conserva un toque de grandeza y elegancia — Shutterstock

En 1703, Pedro el Grande fundó la capital imperial de Rusia, que durante dos siglos fue una de las potencias europeas. Si bien en la actualidad Moscú es la imponente y extensa imagen urbana que define a la Rusia de los siglos XX y XXI, San Petersburgo aún conserva un toque de grandeza y elegancia.

Erigida sobre un conjunto de islas por las que discurre el río Neva, hasta desembocar en una gran bahía y en el Golfo de Finlandia, la ciudad también dispone de una red de canales que la convierte en una de las (muchas) ciudades que proclaman ser La Venecia del Norte. Si bien no es tan pintoresca como Venecia, puede presumir de tener la misma riqueza cultural. Por ejemplo, el Museo del Hermitage es uno de los más grandes del mundo, y podemos descubrir muchas iglesias, galerías, parques, jardines y monumentos.

Visita el hermoso convento de Smolny, o aléjate un poco de la ciudad y conoce algunos de los palacios imperiales construidos para los zares rusos. Haz un viaje en bote para admirar la ciudad desde el agua, o asciende a las alturas y disfruta de un paseo por los tejados. Ven en invierno para disfrutar del clasicismo nevado, o en verano cuando apenas sale el sol. Si tienes ganas de visitarla, puedes encontrar una guía más detallada de San Petersburgo aquí.

Romántica y poética…

Fiódor Dostoyevski figura entre aquellos que buscaban lo que se conoce como el alma rusa, mismo que calificó como "un lugar oscuro"Fiódor Dostoyevski figura entre aquellos que buscaban lo que se conoce como el alma rusa, mismo que calificó como “un lugar oscuro” — marcobrivio.photo / Shutterstock

Durante siglos se ha escrito y discutido mucho sobre el significado y la importancia del alma rusa. En su novela “El idiota”, Fiódor Dostoyevski la llamó “un lugar oscuro”. Alexei Tolstoi la describió como “tristeza ilimitada sin esperanza”, pero reconoció que también está marcada por “una fuerza inconquistable y el sello inalterable del destino”.

Es una mezcla de apatía y de ira, de desesperación melancólica, de romanticismo y de gloria enfermiza a la que la gente aún se aferra a pesar de ser un país moderno, que pasa de la angustia al éxtasis y viceversa, incapaz o simplemente sin ánimo de hacer la vida más fácil o más frívola de lo que debería ser.

Esto se refleja en la gente que conocerás. Yo, el autor de este artículo, viví en Rusia durante poco más de un año, y al principio todos los estereotipos sobre la frialdad e inhospitalidad de la gente me resultaban ciertos, pero lo que parecía descortés misantropía era simplemente recelo de su privacidad. En este lugar, los amigos son algo que hay que ganarse, pero cuando lo haces, te dejan entrar tanto a su casa como a su corazón.

… pero imponente y brutal

Las "hermanas de Stalin", los siete imponentes rascacielos construidos entre 1947 y 1953, son unos de los edificios más emblemáticos de MoscúLas “hermanas de Stalin”, los siete imponentes rascacielos construidos entre 1947 y 1953, son unos de los edificios más emblemáticos de Moscú — Shutterstock

Pero de ninguna manera significa que todo sea dulce y tranquilo. La historia de Rusia es larga, complicada y con frecuencia espantosa, y nada es simplemente bueno o malo.

Hoy en día se vuelven a celebrar algunas partes de la historia porque el tiempo y la distancia las hacen más fáciles de identificar (aunque generen “celebraciones” como la horrible estatua de Pedro el Grande en Moscú, que se encuentra en la confluencia del canal Vodootvodny con el río Moscova), mientras que otras son más ambiguas (tenemos el ejemplo del parque Muzeon, que originalmente fue un tiradero de estatuas de figuras soviéticas tras la caída del comunismo, muchas de las cuales volvieron a colocarse gradualmente, y actualmente es una curiosa combinación de estatuas maltrechas y esculturas modernas).

Sucede lo mismo con gran parte de la arquitectura. Las “hermanas de Stalin”, los siete imponentes rascacielos construidos entre 1947 y 1953, son unos de los edificios más emblemáticos y queridos de Moscú, pero su diseño es una mezcla rimbombante de estilo barroco y gótico que parece perfecto para el Manhattan de los años 40. Al mismo tiempo, se levantaron grandes losas de hormigón por doquier; no se trataba de las líneas limpias y las ventanas arqueadas del constructivismo de hacía unos veinte años, sino que eran cuadradas, pesadas y opresivas, muy similares al régimen bajo el que se construyeron.

Si bien en la actualidad la arquitectura y los monumentos del pasado reciente no gozan de gran popularidad, al menos son respetados como vestigios de un experimento que finalmente estaba condenado.

Yendo más allá

Las paradas en varios puntos del ferrocarril transiberiano te permiten conocer la historia y la cultura de la Rusia siberiana y asiática, además de los impactantes paisajes del lago BaikalLas paradas en varios puntos del ferrocarril transiberiano te permiten conocer la historia y la cultura de la Rusia siberiana y asiática, además de los impactantes paisajes del lago Baikal — Shutterstock

Pero, ¿qué hay más allá de las grandes ciudades? Bueno, un paisaje vasto, inconquistable y casi ingobernable que se extiende por la mitad del mundo. Desde los pastizales y la estepa del sur hasta el helado norte, pasando por las fronteras de Mongolia y acercándose a Alaska, es un lugar inmenso e incógnito.

Pero eso no quiere decir que no debas aventurarte a conocerlo. El transiberiano, uno de los ferrocarriles más famosos del mundo, conecta Moscú con Vladivostok, a 9.300 km de distancia. Si viajas sin escalas, tardarás casi una semana en llegar, pero ese no es el atractivo. Las paradas en Nizhni Nóvgorod, Ekaterimburgo, Novosibirsk y otras ciudades te permiten conocer la historia y la cultura de la Rusia siberiana y asiática, además de los impactantes paisajes del lago Baikal y la ciudad de Birobidzhan, capital de la región autónoma judía de Rusia.

Otra opción es ir al sur de Moscú, a Volgogrado, la ciudad antiguamente conocida como Stalingrado; al este, a Kazán, una mezcla hermosa y vibrante de cultura oriental y rusa; o a Kaliningrado, el curioso exclave situado entre Polonia y Lituania. Dondequiera que vayas, podrás explorar apenas una pequeña parte de uno de los países más abrumadores y fascinantes del mundo.

¿Te gustó este artículo? Tenemos mucho más para ti en Kiwi.com Stories.