Contraer la COVID-19 en un vuelo es muy improbable, según los expertos

Noticias de viajes

Contraer la COVID-19 en un vuelo es muy improbable, según los expertos


4 November 2020

| 4 November 2020

Hay menos probabilidades de contraer la COVID-19 a bordo de un vuelo que de que te caiga un rayo

La desconfianza que han suscitado los vuelos en los últimos tiempos, sumada a las restricciones regionales a los desplazamientos, ha puesto contra las cuerdas al sector de los viajes. Por eso, los resultados de las últimas investigaciones resultan muy alentadores, pues demuestran que hay menos probabilidades de contraer la COVID-19 a bordo de un avión que de que te caiga un rayo.

Este estudio recién publicado fue llevado a cabo por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), y en él se analizaron los datos de las investigaciones desarrolladas por varios fabricantes de aviones. La IATA examinó el volumen total de 1200 millones de pasajeros que volaron entre enero y julio de 2020, y concluyó que solo 44 informaron de un contagio del virus asociado a su vuelo.

Se calcula que el riesgo de transmisión del coronavirus es de 1 por cada 27 millones de viajeros. En otras palabras, hay menos probabilidades de contagiarse durante un vuelo que de que te caiga un rayo.

Además, la mayoría de los casos se registraron antes de que la IATA recomendara llevar mascarilla a bordo, una práctica que se convirtió en requisito habitual para viajar en avión desde junio de este año.

«El riesgo de que un pasajero contraiga la COVID-19 a bordo parece muy bajo. Solo se han detectado 44 posibles casos de transmisión relacionada con vuelos de un total de 1200 millones de pasajeros, es decir, que la probabilidad es de 1 entre 27 millones», señala el Dr. David Powell, asesor médico de la IATA.

«Sabemos que estos datos pueden infravalorar la realidad, pero incluso aunque no tuviéramos constancia del 90 % de los casos, habría un contagio por cada 2,7 millones de viajeros. Creemos que estas cifras son extremadamente tranquilizadoras», añade.

La IATA basó su investigación en los estudios desarrollados por los fabricantes de aeronaves Airbus, Boeing y Embraer

Tres fabricantes de aeronaves (Airbus, Boeing y Embraer) llevaron a cabo investigaciones de dinámica de fluidos computacional en sus aviones. Aunque utilizaron metodologías distintas, confirmaron que la transmisión de las partículas de virus se ve limitada por los sistemas de ventilación de las aeronaves, los filtros de aire (HEPA), la barrera física del respaldo del asiento, una tasa elevada de renovación del aire y el uso de la mascarilla.

La investigación de Airbus reveló que «la posible exposición era inferior al sentarse al lado de otra persona en un avión que al permanecer a unos dos metros de distancia en un entorno como una oficina, un aula o un supermercado».

Boeing estudió diversas hipótesis, como qué ocurre cuando un pasajero tose con o sin mascarilla en distintos asientos del avión. Su investigación concluyó que «los pasajeros que viajan en asientos contiguos en el avión se encuentran en las mismas condiciones que si estuviesen de pie a más de dos metros de distancia en un espacio cerrado de un edificio ordinario».

Al igual que sus homólogas, Embraer analizó el ambiente en cabina y el desplazamiento de las gotículas procedentes de un pasajero que tose en distintos asientos de la aeronave, y confirmó que «el riesgo de transmisión a bordo es extremadamente bajo», según la publicación de la IATA.

«La necesidad humana de viajar, conectar y ver a nuestros seres queridos no ha desaparecido. Es más: en momentos como este, necesitamos a nuestros familiares y amigos más que nunca», afirma Luis Carlos Affonso, vicepresidente sénior de Ingeniería, Tecnología y Estrategia en Embraer.

«El mensaje que queremos comunicar es que, gracias a la tecnología y a los procedimientos que se han implantado, se puede viajar de forma segura. Todas las investigaciones lo demuestran. De hecho, la cabina de un avión comercial es uno de los espacios más seguros donde estar durante esta pandemia».

El estudio de la IATA coincide con otras publicaciones científicas sobre el tema, como el trabajo de Freedman y Wilder-Smith revisado por pares y publicado recientemente en el Journal of Travel Medicine.

Para leer otros artículos relacionados con los viajes, entra en Kiwi.com Stories.