Descubre la cara oculta de Berlín y sus rincones más cautivadores

Trucos de viaje


|

Berlín es mucho más que discotecas y reminiscencias del Muro: por sus calles pasean espíritus creativos, hedonistas y aventureros buscando su lugar en el mundo.

Cada año, más de 12 millones de turistas visitan la capital alemana, y en sus itinerarios nunca faltan la puerta de Brandemburgo, el monumento a los judíos asesinados en Europa y la East Side Gallery. Pocos se aventuran a descubrir la auténtica Berlín que se esconde más allá de los emblemas turísticos, y quienes lo hacen vuelven a casa cargados de anécdotas sobre fiestas desenfrenadas y drogas.

Sin embargo, Berlín ofrece mucho más de lo que podría parecer a simple vista. La capital de Alemania es una encrucijada de culturas rebosante de mentes creativas y espíritus aventureros que buscan pasar un buen rato o encontrar su lugar en el mundo. El protagonismo de Berlín en la historia del país es innegable, y por eso su pasado ha dejado una huella indeleble en cada rincón de la ciudad.

La ciudad es grande, así que elegir cómo pasar el día no solo es complicado por el ingente abanico de actividades, sino por razones puramente logísticas. Por ejemplo, ir de Mauerpark a Tempelhofer Feld en transporte público lleva 50 minutos. Por eso, he decidido crear dos itinerarios muy distintos, tan diversos como la propia ciudad. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

Prenzlauer Berg: un recorrido por el lado más cuadriculado de Berlín

Haussmann style apartment buildings in Prenzlauer Berg District, Berlin, GermanyEdificios de apartamentos de estilo haussmaniano en el distrito de Prenzlauer Berg, en Berlín, Alemania — Shutterstock

Prenzlauer Berg genera opiniones enfrentadas entre la gente local: algunos adoran el barrio; otros lo odian. Lo que antaño era un distrito de la clase obrera un poco tristón, dividido por el Muro, se ha convertido en un sosegado paraíso para familias de académicos. El barrio garantiza un paseo de lo más curioso para los visitantes, con ejemplos como algunas calles que solían estar divididas por el Muro y que tienen nombres distintos a un lado y al otro.

Empieza el día en Kastanienallee

Esta avenida de casi un kilómetro de largo debe su nombre a las hileras de castaños («Kastanienbäume» en alemán) que la recorren a ambos lados. Los restaurantes, las pequeñas boutiques, cafeterías y tiendecitas de esta calle crean un ambiente tranquilo, más propio de un pueblo que del bullicioso corazón de Berlín. Kastanienallee también se conoce coloquialmente como «Castingallee» porque no es raro encontrarse actores, modelos o estrellas del pop paseándose por aquí. Sin embargo, aunque este mote es popular entre los turistas, no todos los alemanes lo ven con buenos ojos.

Un brunch con historia

Kollwitz Square in Prenzlauer Berg, Berlin, Germany Plaza Kollwitz en Prenzlauer Berg, Berlín, Alemania — Shutterstock

Tras la caída de la República Democrática Alemana (RDA), muchos jóvenes de Berlín Occidental empezaron a abrir aquí sus tiendas. La curiosa y arraigada vidilla de los pubs de la zona fue ganando fama y dando pie a que cada vez más establecimientos se sumaran a la moda. Un buen ejemplo es el café Schwarzsauer, encajonado entre dos viejos edificios grisáceos, que se ha convertido ya en toda una institución. No importa a qué hora del día te dejes caer por allí: puedes ir a desayunar por la mañana… ¡o de fiesta por la noche!

Otro de los imprescindibles del barrio es el café y bar An einem Sonntag im August (que significa «en un domingo de agosto»). Como su propio nombre indica, es muy popular para tomar el brunch los domingos, aunque mucha gente también va por las tardes durante la semana para tomar algo al salir de trabajar. El ambiente es informal, acogedor y apto para todas las edades. Precisamente por su ambiente familiar, la gente pensaba que era una guardería o una ludoteca cuando lo abrieron a finales de los noventa.

Sumérgete en la literatura y la cultura alemanas

Un poco más arriba en esa misma calle, puedes escribir tu propia historia de amor. Love Story of Berlin es una librería pequeña y con mucho encanto donde encontrarás una cuidadísima selección de libros de todos los géneros. Los libreros que trabajan allí son verdaderos amantes de la literatura, e incluso dejan pequeñas notas de amor en forma de corazón con reseñas personales de los libros.

Tardes de domingo con música en Mauerpark

Summer at Mauerpark, Berlin, Germany Kollwitz Square in Prenzlauer Berg, Berlin, Germany Kollwitz Square in Prenzlauer Berg, Berlin, Germany Verano en Mauerpark, Berlín, Alemania; Plaza Kollwitz en Prenzlauer Berg, Berlín, Alemania; Plaza Kollwitz en Prenzlauer Berg, Berlín, Alemania — Shutterstock

El nombre lo dice todo, y es que «Mauer» en alemán significa «muro». Cuando se construyó el Muro de Berlín, en 1961, la zona verde de la antigua estación de mercancías se utilizó como una frontera que separaba el este y el oeste de Berlín. Desde la caída del Muro, esta franja se conoce como Mauerpark y se ha convertido en un lugar muy concurrido, especialmente los fines de semana, con un mercadillo, una barbacoa y hasta un karaoke. Al fondo del parque, en uno de sus extremos, queda todavía un tramo de 300 metros del Muro.

Hay también un anfiteatro donde se celebra el popular karaoke de los domingos, organizado por Joe, un repartidor que se desplaza en bicicleta. Durante el verano de 2009, estaba cantando en Mauerpark y decidió quedarse hasta que se le acabara la batería del altavoz. La gente se fue arremolinando a su alrededor para escucharlo, y al final el karaoke de los domingos se ha convertido en una tradición. Pero Mauerpark es mucho más que una tarde de karaoke: multitud de jóvenes artistas y músicos comparten sus creaciones aquí, generando un ambiente que desde luego merece una visita.

Acaba el día en Kollwitzkiez

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Michaela (@berlin_daily)

En pleno Prenzlauer Berg se encuentra la plaza Kollwitz, de la que salen calles en todas las direcciones, repletas de restaurantes, tiendas y bares. Esta animada plaza es una muestra más de lo dinámico que puede llegar a ser este distrito.

Este barrio («Kiez» en alemán) tiene mucho que ofrecer para los amantes de la cultura y la gastronomía. Por ejemplo, está la antigua «Kulturbrauerei», antaño una fábrica de cerveza que hoy es el escenario de eventos culturales, conciertos al aire libre, mercadillos navideños y puestos de deliciosa comida callejera.

Disfruta de la puesta de sol desde la Torre del Agua

Old water tower in Prenzlauer Berg, Berlin, GermanyAntigua Torre del Agua en Prenzlauer Berg, Berlín, Alemania — Shutterstock

La Torre del Agua, que se halla entre Knaackstraße y Belforter Straße, es la torre más antigua de su especie en Berlín. Aunque ya no contribuye al suministro de agua de la ciudad, ahora cumple su nueva función como edificio de apartamentos. La pequeña colina que hay detrás de la torre y su agradable prado ofrecen unas vistas increíbles de la ciudad. ¿Se te ocurre una forma mejor de terminar el día que contemplando el atardecer sobre la hierba?

Kreuzberg y Neukölln: el lado más delicioso y pícaro de Berlín

Sunset at Oberbaum Bridge in Kreuzberg, Berlin, Germany Atardecer en el puente de Oberbaum en Kreuzberg, Berlín, Alemania — Shutterstock

En general, Kreuzberg siempre ha sido uno de los grandes nombres que resuenan en la historia de la ciudad. Es un lugar fuertemente marcado por la política, especialmente por la izquierda, que ha dejado una huella indeleble con el paso de los años.

Neukölln, por el contrario, es un distrito extenso y a veces inabarcable, con una mezcla de culturas que resulta difícil de desentrañar de buenas a primeras.

Una vuelta al mundo culinaria

Kreuzberg 61, que incluye los distritos de Bergmannstraße, Viktoriapark y Graefekiez, huele a especias y suena al borboteo de la salsa de curri en la sartén. El aroma es cada vez más intenso a medida que te aproximas a Bergmannstraße, donde puedes viajar a cualquier continente utilizando solo tu paladar, y en menos de 30 minutos. En poco más de un kilómetro se amontonan restaurantes italianos, indios, de Oriente Medio, japoneses y mexicanos, conformando un verdadero crisol de culturas donde la identidad se lleva por bandera. Y precisamente este orgullo por la diferencia se debe al fuerte sentimiento de justicia y a la huella que la izquierda política ha dejado en el barrio.

Tras la pista de Bergmannstraße

Apartment buildings in Kreuzberg, Berlin, Germany Edificio de apartamentos en Kreuzberg, Berlín, Alemania — Shutterstock

A finales de los setenta y hasta mediados de los ochenta, Kreuzberg fue el campo de batalla de una verdadera guerra urbana. Las ocupaciones y manifestaciones eran algo cotidiano, y en la Chamissoplatz, que forma parte del barrio Bergmannstraßenkiez, ondeaban banderas rojas en las ventanas.

Pero todo cambió tras la caída del Muro: Kreuzberg perdió su importancia cultural, y artistas y discotecas se mudaron a la mitad oriental de la ciudad. Kreuzberg 61 se acabó convirtiendo en una zona popular para jóvenes académicos.

Un paraíso culinario en Markthalle Neun

Desde la Bergmanstraße, dirígete al norte hacia Markthalle Neun, y aprovecha el paseo para hacer la digestión, porque te esperan verdaderas exquisiteces.

El Markthalle Neun de Kreuzberg reabrió sus puertas como mercado de abastos en 2011. Este mercado semanal está acompañado de mercadillos temáticos, como el de los jueves, muy popular por la deliciosa comida callejera que ofrece. Ese día el mercado se llena de puestos donde encontrarás sabores típicos de todos los rincones del mundo: dumplings tailandeses de tapioca, tacos mexicanos, pasteles salados británicos y, por supuesto, Spätzle de queso típicos del sur de Alemania.

Cruza la frontera al Este por el puente de Oberbaum

Yellow tram passing over Oberbaum Bridge in Berlin, Germany Un tranvía amarillo pasa por el puente de Oberbaum en Berlín, Alemania — Shutterstock

Desde Markthalle Neun, puedes caminar hacia el sudeste en dirección al río Spree hasta llegar al puente de Oberbaum. En la actualidad, este puente de dos pisos une Kreuzberg con Friedrichshain, pero hasta hace no mucho era la frontera entre el Este y el Oeste de Berlín. Tras la caída de la RDA, se reconstruyó el puente por completo para recuperar la majestuosidad por la que se había caracterizado antes de que se levantara el Muro.

Puedes sentarte junto a la orilla a ver pasar uno de los tranvías amarillos, que combinan a la perfección con el color marrón cobrizo del puente. Es una de las estampas más pintorescas y populares de Berlín, especialmente al atardecer.

A la caza de tesoros vintage en Neukölln

Neukölln no deja indiferente a nadie. En este barrio viven más de 300 000 personas, y casi la mitad son de origen extranjero, algo que se hace patente en la oferta gastronómica y cultural del barrio. Sin embargo, cuando la gente joven piensa en Neukölln, lo primero que se les viene a la cabeza es Weserstraße, un verdadero paraíso para la creatividad y el estilo de vida hípster.

También es el lugar perfecto para bucear por tiendas de segunda mano en busca de tesoros vintage. Tanto entre Boddinstraße y Rollbergkiez como en el canal del Spree, hay multitud de tiendecitas de antigüedades y objetos de segunda mano donde descubrir verdaderas maravillas. Algunas de las más populares son Repeater, Neuzwei y Let them eat cake.

Tarde de fiesta entre azoteas

Este rinconcito de Neukölln es la viva imagen de lo que verdaderamente significa «vive y deja vivir». Bares de moda y mentes creativas conviven con extravagantes berlineses en un clima de cordialidad y tolerancia.

Aunque el Klunkerkranich, el local que se encuentra en la azotea del centro comercial Neukölln Arcaden, quizás ya se haya vuelto demasiado conocido para los habitantes más transgresores del distrito, es muy popular entre los demás berlineses. Si lo que buscas son unas vistas increíbles, un buen lingotazo para acabar la tarde, una conversación animada y tecno del bueno, no te lo pierdas.

Sumérgete en el rincón más mágico de Berlín al atardecer

Sunset at Tempelhofer Feld in Berlin, Germany Puesta de sol en Tempelhofer Feld en Berlín, Alemania — Shutterstock

Las puestas de sol en Klunkerkranich son preciosas, pero son aún más increíbles en Tempelhofer Feld. Este antiguo campo de maniobras de aviación es ahora un paseo con carril bici, un agradable césped donde sentarse a tomar el sol y un precioso jardín comunitario en el corazón de Berlín.

La historia de Tempelhofer Feld se remonta al siglo XIII y tiene protagonistas de todo tipo, desde los caballeros templarios hasta los nazis, seguidos de cerca por los aliados. Los ejércitos utilizaban este campo para hacer maniobras y experimentos de aviación.

Pon el broche de oro a tu día mirando al futuro

Club der Visionäre at the banks of the Spree river in Kreuzberg, Berlin, Germany Club der Visionäre, a orillas del río Spree en Kreuzberg, Berlín, Alemania — Shutterstock

Berghain es una misteriosa discoteca ubicada en un edificio que parece una cárcel de la RDA en el corazón de Friedrichshain. Aunque su halo de misticismo promete una buena noche de fiesta, no es para todo el mundo. Para empezar, es difícil entrar. Si quieres averiguar cómo sacar tu lado más cool y desinteresado para encajar bien en este ambiente, prueba con el Berghain trainer, una herramienta online que te explica cómo acceder a estos locales. Por otro lado, es gigantesco y oscuro, así que es fácil perderse.

Un lugar de fiesta increíble, especialmente en verano, es Club der Visionäre. A orillas del Spree, envuelto en las lánguidas hojas de los sauces llorones que penden sobre el agua, parece sacado de un cuento de hadas. Pues, aunque no lo parezca, es uno de los mejores locales de Berlín para irse de fiesta hasta la madrugada.

¿Quieres leer más artículos de viajes? Entra en Kiwi.com Stories.