Top 10 de Kiwi.com: Praga

En Kiwi.com nos encanta descubrir nuevos lugares, pero también sabemos que a veces apetece volver a aquellos sitios en los que ya se ha estado. Por ello os traemos una guía sobre los 10 aeropuertos más populares y recurrentes entre nuestros clientes.

Aeropuerto: Václav Havel

Ciudad: Praga

Si nunca has estado…

Quiere decir que es muy probable que no sepas lo que es una alocada y frenética despedida de soltero. Y por ello, te respeto y creo que eres muy buena persona.

Sin embargo, hay algo muy interesante aquí. Vivo en la República Checa y soy británico y por lo tanto barnizado por la cretina brocha de la inconsciencia. Bueno, no importa, lo que quiero decir es que Praga es, pese a todo, un lugar maravilloso y encantador para pasar dos días o dos semanas, ya sea explorando el centro histórico de la ciudad o saliendo de ella para descubrir sus afueras.

Busca los rincones más recónditos

Explora los callejones de Malá Strana si quieres huir de los turistas – Shutterstock
Explora los callejones de Malá Strana si quieres huir de los turistas – Shutterstock

Es normal que tiendas a gravitar hacia el barrio antiguo; y eso no está mal, pero si cruzas el río y vas a Malá Strana, encontrarás uno de esos interesantes lugares que también es turístico pero de un modo particular. Olvídate del camino y refúgiate en los laterales de las calles para encontrar un sinfín de acogedoras barras de madera de bares dispuestos a ofrecer enormes platos de comida tradicional checa.

Camina sobre el puente Mánesův y dirígete al parque Letná

El puente de Carlos es mucho más bonito visto desde el Mánesův – Shutterstock
El puente de Carlos es mucho más bonito visto desde el Mánesův – Shutterstock

Sí, el puente de Carlos es el más famoso, pero es una trampa para turistas repleta de lamentables músicos callejeros y caricaturistas sin talento. Sin embargo, si vas río arriba y cruzas el siguiente puente, tendrás una preciosa vista del recorrido del río; además, desde allí podrás sacar impresionantes fotos del puente de Carlos junto al castillo que está situado detrás. Luego dirígete hacia la zona boscosa del parque Letná, en la otra orilla, y siéntate a disfrutar de una cerveza.

¡A la torre!

La torre de Petřín ofrece una de las mejores vistas de Praga – David Jancik / Shutterstock
La torre de Petřín ofrece una de las mejores vistas de Praga – David Jancik / Shutterstock

En la orilla oeste del Moldava, puedes visitar la torre de Petřín (sí, esa que parece como una mini Torre Eiffel). Además, el parque donde se encuentra está repleto de todo tipo de sobrecogedoras distracciones: un laberinto de espejos, un jardín de rosas, una catedral e, increíblemente, ¡el estadio más grande del mundo!

¿Ya has estado antes en Praga? Profundiza un poco más a través de estas propuestas…

Disfruta de un ‘pequeño’ partido de fútbol

El Dukla Praga juega en la primera división checa y sus seguidores son muy acogedores – Islavicek / Shutterstock
El Dukla Praga juega en la primera división checa y sus seguidores son muy acogedores – Islavicek / Shutterstock

El Sparta y el Slavia son los dos clubes más poderosos de Praga, pero si buscas una experiencia más íntima, lo tuyo es el Dukla (un equipo históricamente bastante exitoso), el FK Bohemias (de izquierdas, muy comprometidos socialmente) o el Viktoria (con su estadio a base de andamios). Serás recibido, generalmente, con mayor calidez que en los equipos de renombre.

Investiga la lujuria histórica

Quizá no sea buena idea que le digas a tus padres que vas a visitar este museo – Sergey Kohl / Shutterstock
Quizá no sea buena idea que le digas a tus padres que vas a visitar este museo – Sergey Kohl / Shutterstock

En Kozna 1 está el primer y único museo del mundo dedicado exclusivamente a los juguetes sexuales. A través de tres plantas, te maravillarás con algunos de los aparatos que ha diseñado el hombre para satisfacerse. Por suerte, y en caso de que no entiendas cómo funcionan los objetos expuestos, hay infinidad de maniquíes posando de forma ilustrativa.

Dale una oportunidad a la paz

Casi siempre hay algún músico callejero tocando una canción de John Lennon en el Muro de Lennon – emka74 / Shutterstock
Casi siempre hay algún músico callejero tocando una canción de John Lennon en el Muro de Lennon – emka74 / Shutterstock

Justo enfrente de la embajada de Francia está lo que se conoce localmente como el Muro de Lennon. A pesar de que los policías no lo ven con buenos ojos, este muro cubierto de grafitis se ha convertido en todo un icono y está en permanente cambio a través de pintadas de todo tipo, pero siempre relacionadas con los Beatles. Retratos de sus componentes y letras de sus canciones alimentan este homenaje anónimo y suburbano a los míticos Fab Four.