Trabajar mucho, jugar aún más: la oficina de verano de Kiwi.com en Barcelona

El personal de Kiwi.com recibió la oportunidad de participar en una serie de proyectos en Barcelona para mejorar el servicio de la empresa

En Kiwi.com, todo se centra en los viajes. Nuestros clientes no son los únicos que adoran viajar – a nosotros también nos gusta la idea. Desde inicios de año, los kiwis han estado trabajando duro en todo el mundo, especialmente en nuestra oficina de verano en Barcelona. Nuestra aventura española demuestra de que el trabajo, la alegría, la diversión y los viajes pueden estar convivir.

Nuestra oficina de verano en Barcelona es prueba de que el trabajo, la alegría, la diversión y los viajes pueden convivir – Teodora Stojšin
Nuestra oficina de verano en Barcelona es prueba de que el trabajo, la alegría, la diversión y los viajes pueden convivir – Teodora Stojšin

Hace unos meses, el personal de Kiwi.com recibió la oportunidad de participar en una serie de proyectos en Barcelona para mejorar el servicio de la empresa. Imagínate sentada en tu oficina, trabajando, cuando abres un correos electrónico con una oferta para unas vacaciones de trabajo en Barcelona. Todavía recuerdo lo emocionada que estaba cuando me enteré de la oportunidad.

Sabía que necesitaba poner el máximo esfuerzo en mi aplicación porque el número de lugares disponibles era limitado. A pesar de que quería solicitarlo de inmediato, esperé un día para respirar hondo y escribir una carta llena de buenas ideas y sugerencias de proyectos.

¿Y adivina qué? Valió la pena. Cuando me enteré de que había sido seleccionada, salté por todo el piso y llamé a todos mis amigos y familiares para contárselo.

"A pesar de que disfrutamos del sol y de la piscina, nuestra principal tarea fue mejorar el servicio que ofrece nuestra empresa" - Petra Aanderud
“A pesar de que disfrutamos del sol y de la piscina, nuestra principal tarea fue mejorar el servicio que ofrece nuestra empresa” – Petra Aanderud

La oficina de verano de Barcelona comenzó en julio y duró dos meses. Los empleados cambiaban cada sábado. Tuvimos la oportunidad de combinar la exploración de la ciudad catalana con varios proyectos. Todo empleado debería tener la oportunidad de familiarizarse con las actividades de otros equipos y participar en ellas.

Te estarás preguntando, ¿por qué nuestros jefes decidirían enviarnos tan lejos durante una semana?

El propósito de nuestra estancia en Barcelona no era solo tomar el sol, beber sangría, nadar en nuestra piscina de lujo y escuchar a Ed Sheeran. Cada semana había un proyecto diferente planeado para mejorar nuestro servicio y para desarrollar el negocio.

En la semana en la que yo asistí, el objetivo era analizar la página web y la aplicación móvil para hacerlas más sencillas y fáciles de usar. Nos pusimos en la piel de un cliente y recogimos toda la información necesaria para mejorar. Buscamos posibles problemas y posibles soluciones.

El personal de Kiwi.com encontró el equilibrio perfecto entre trabajo y placer; trabajaron mucho pero disfrutaron aún más - Petra Aanderud
El personal de Kiwi.com encontró el equilibrio perfecto entre trabajo y placer; trabajaron mucho pero disfrutaron aún más – Petra Aanderud

Cuando trabajas en un ambiente positivo con personas enfocadas en un mismo objetivo, no hay obstáculo que no puedas resolver. Es cierto que nuestro ambiente de trabajo era ligeramente diferente al de Brno donde se encuentra la oficina principal de Kiwi.com, pero encontramos el equilibrio perfecto entre trabajo y placer.

Como los viajeros apasionados que somos, utilizamos nuestro tiempo libre para explorar todas las partes ocultas de Barcelona. Trabajando durante todo el día nos hizo disfrutar aún más de la impresionante paella, tapas, churros y sangría por la noche. Así nos aseguramos de recuperamos para el día siguiente.

Fue triste descubrir que no hay buenos imanes de Barcelona que llevarse como recuerdo. Sin embargo, la legendaria Sagrada Familia, el arte de Gaudí y la Fuente Mágica compensaron. La Sagrada Familia es la pieza de la arquitectura más poderosa que he visto nunca.

En Barcelona trabajamos mucho y disfrutamos aún más. No me puedo imaginar trabajar en ninguna otra empresa que permita hacer esto. La confianza que Kiwi.com pone en nosotros es enorme – pero vale la pena. El trabajo que hicimos y las soluciones que descubrimos en España fueron increíbles. Que ganas de que llegue el verano que viene y podamos viajar otra vez.