Tres meses de viaje por Sudamérica con poco presupuesto

Destinos


|

Sudamérica es uno de los continentes más increíbles del mundo, pero es un viaje que requiere algo de planificación logística. Presupuesto, papeleo, cuándo viajar, qué llevar, vacunas, qué países visitar, cómo desplazarte… ¡La buena noticia es que te lo contamos todo aquí!

Te presentamos la guía de Kiwi.com para viajar a Sudamérica. Está dividida en dos partes: primero respondemos a algunas de las preguntas más habituales sobre cómo viajar de mochilero por Sudamérica, y luego hablamos con alguien que ya ha hecho muchas de las cosas que tú también querrás hacer. ¡Vamos allá!

¿Cuánto dinero necesito para viajar en plan mochilero por Sudamérica?

Un presupuesto típico suele ser 1000 € al mes, pero, evidentemente, variará en función de dónde te alojes, en qué país estás y qué te apetece hacer. Lo ideal es que utilices esta cifra como referencia y hagas los ajustes que correspondan a tu situación.

¿Cuáles son los mejores países que visitar en Sudamérica?

¿Qué significa «los mejores»? Porque es una selección bastante subjetiva, ¿no crees? Lo primero es preguntarte: ¿qué me apetece hacer? Si te parece, vamos a echar un ojo a los cinco países más populares y qué suele hacer la gente cuando viaja allí.

Argentina

Perito Moreno Glacier — ShutterstockEl glaciar Perito Moreno en el sur de la Patagonia — Shutterstock

Buenos Aires, la capital, es una de las ciudades más coloridas y culturales del continente, se mueve a ritmo de tango y sus habitantes viven la vida de manera apasionada. El paisaje también es espectacular, y encima tiene un poco de todo: selvas en el norte subtropical, las grandes planicies con sus gauchos (los cowboys argentinos) y viñedos, y las montañas y los gélidos parajes de la Patagonia.

Brasil

Woman in carnival dress waving Brazilian flag — ShutterstockBrasil es un país donde saben divertirse — Shutterstock

En el segundo puesto tenemos al país donde saben lo que es una buena fiesta. No es ninguna sorpresa que esté aquí, porque tenemos nada menos que a Río de Janeiro y São Paulo entre las ciudades que explorar. Pásate el día remoloneando en la playa, la noche de bar en bar, y cuando te canses de la ciudad, pon rumbo a la selva del interior. La Amazonia es una de las maravillas naturales del mundo, y el turismo ético o ecoturismo son maneras fantásticas de verla con tus propios ojos.

Chile

Moon Valley in the Atacama Desert — Shutterstock ¿Es Marte? No, solo es el desierto de Atacama — Shutterstock

Si vas a viajar a Chile, la ciudad de Santiago puede ser una base de operaciones fantástica para explorar las maravillas del país. Esquiar en los Andes, explorar el paisaje marciano del desierto de Atacama o acercarte al filo del abismo en el extremo sur de la Patagonia… Chile es un espejo de toda Sudamérica, condensado en un trocito estrecho y alargado de territorio a orillas del continente.

Perú

Streets of Cusco in the evening — ShutterstockNo dejes Cuzco, antigua capital del Imperio inca, fuera de tu itinerario — Shutterstock

Mucha gente viaja a Perú para visitar el Machu Picchu, una de las atracciones más visitadas de Sudamérica. Sin embargo, si te quedas unos días para explorar las coloridas localidades y otros rincones mágicos, podrías perderte en los vestigios de la civilización inca. ¿Un ejemplo? La ciudad de Cuzco.

Colombia

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kiwi.com (@kiwicom247)

Aunque durante años no se consideró un destino muy recomendable, Colombia se ha convertido en toda una sensación. Algunas de sus ciudades, como Medellín o Bogotá, la capital, atraen a los visitantes por sus dinámica vida artística y un imparable ambiente nocturno. Otros destinos del país, como Cartagena, no solo ofrecen una rica historia, sino playas dignas de postal que nada tienen que envidiar a las del Caribe.

¿Cuál es la mejor época para ir?

Una vez más, depende de lo que tú consideres «mejor». Lo importante en este caso es que, si viajas desde el hemisferio norte, allí estarán en la estación contraria a la tuya. Sin embargo, Sudamérica es un continente gigantesco y las estaciones son muy distintas en función de la latitud. Así que, si vas a viajar al norte (Colombia, Venezuela, etc.), lo ideal sería hacerlo entre mayo y septiembre. Por el contrario, los países del sur, como Chile y Argentina, son ideales entre octubre y abril.

Cosas que reservar antes de viajar a Sudamérica

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kiwi.com (@kiwicom247)

Si te gusta planificarlo todo de antemano, quizás este viaje no sea el ideal para ti. Claro que hay algunas cosillas que debes llevar pensadas, como los sitios imprescindibles que quieres visitar, pero más allá de reservar los vuelos para llegar al continente y volver a casa, lo mejor es decidir sobre la marcha. Viajar por el país es bastante fácil (y también barato y popular, como veremos luego). Sí es cierto que algunas cosas hace falta reservarlas (el Camino Inca o las rutas por la selva del Amazonas), pero lo mejor es que improvises una vez que estés allí. A fin de cuentas, en la mayoría de las ciudades hay muchos alojamientos disponibles. Si llevas cinco noches reservadas de antemano en un lugar que al final te resulta desangelado, lo más seguro es que pierdas parte del entusiasmo con el que viajabas o acabes gastándote más dinero al marcharte a otro sitio.

¿Necesitas visado para viajar a Sudamérica?

Como siempre, los requisitos de visado dependerán de tu nacionalidad. Si tienes un pasaporte de la UE, lo más probable es que no necesites visado. La mayoría de los países ofrecen a los turistas un visado de viaje de 90 días a partir del momento de entrada, y este es precisamente el caso para los viajeros de Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y otros tantos. Lo que sí necesitarás 100 % seguro es un pasaporte en vigor durante al menos 6 meses desde la fecha de entrada al país. Lo demás deberás consultarlo con las autoridades de cada país antes de viajar.

¿Necesitas vacunarte para ir a Sudamérica?

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Kiwi.com (@kiwicom247)

La pandemia de COVID-19 trajo consigo algunas restricciones de vacunación en muchos países. La gente se vio obligada a investigar a conciencia cuáles eran los requisitos de cada destino y en cada momento, ya que la situación cambiaba en un abrir y cerrar de ojos. Y Sudamérica no fue ninguna excepción. Es importante que consultes los requisitos de cada país al menos 3 meses antes de visitarlo, pero lo más probable es que necesites vacunarte, al menos, contra la fiebre amarilla. Brasil, por ejemplo, exige un certificado de vacunación contra esta enfermedad. En caso contrario, no se te concederá el visado de turista en la frontera.

Si vas a visitar alguna selva, quizás también te interese llevar medicamentos para prevenir la malaria. Y si tienes pensado ir a las montañas, también puedes llevarte unas pastillas contra el mal de altura. Todo depende de tu itinerario: analízalo con detalle y ten en cuenta estas recomendaciones.

Después de resolver las dudas más frecuentes, hemos hablado con Bára Vrzáková, una viajera aventurera que pasó 6 semanas de mochilera por Chile, para que nos cuente sus experiencias.

View over Santiago — ShutterstockSantiago, la capital de Chile — Shutterstock

«No es exactamente lo mismo, pero mi experiencia en Chile fue una demostración bastante buena de cómo es viajar por Sudamérica». Aunque no queremos caer en el gran error de pensar que todo el continente es homogéneo, hablar con ella nos ha ayudado a tener una idea genérica de algunos aspectos de la aventura.

«En general, los precios eran similares a los de una localidad pequeña en España, y un poco más altos que en la República Checa», donde vive Bára, «pero no mucho». Lo que me sorprendió fue que pudieras pagar con tarjeta prácticamente en cualquier sitio. Conocí a un par de personas en una zona rural y me llevaron a un bar que no era más que una cabaña de madera, pero incluso allí se podía pagar con tarjeta. Ah, ¡y la cerveza en Chile está buenísima! Quizás tenga algo que ver con los colonos alemanes que se establecieron aquí… ¡Quién sabe!».

Rural scene in Chile with cows grazing — ShutterstockBára trabajó en una granja para pagarse el viaje — Shutterstock

Bára es diseñadora gráfica, pero una de las maneras de financiarse el viaje fue trabajando en una granja. «Era como una granja con un restaurante, o un restaurante con una granja, ¡no lo tengo claro!». Había buscado alguna oportunidad afín con su perfil en workaway.info y encontró este proyecto.

«Estaba al noroeste de la Patagonia. Buscas un proyecto que te guste, les mandas un mensaje y lo habláis. En concreto, este proyecto buscaba a personas que pudieran aportar algo especial, así que me ocupaba de cosas básicas como recolectar y lavar las zanahorias, pero también de tareas de diseño gráfico. Querían ilustraciones de la flora y la fauna de la granja y los alrededores. Cuando la gente se daba un paseo por la granja y los huertos, veían mis ilustraciones y leían el texto con alguna explicación. Así, los huéspedes sabían qué flor o planta estaban viendo y, por tanto, qué se estaban comiendo. A cambio, recibí alojamiento y comida gratis».

Hitchhikers in Patagonia — ShutterstockHacer autostop es bastante común en las zonas rurales de Chile — Shutterstock

Explorar la región también era fácil. «Los autobuses son supercómodos, y seguramente la manera más extendida de desplazarse, especialmente los autobuses nocturnos de larga distancia. En esos viajes tan largos, te dan una mantita y algo de picar; una grata sorpresa, la verdad. Es muy fácil reservarlo por internet; ¡ojalá en algunas partes de Europa fuera tan cómodo y fácil como en algunas zonas de Sudamérica!

«Hacer autostop también es bastante común y suele ser seguro en las zonas rurales, si viajas de un pueblo a otro. En cuanto te pones a hacer dedo, el primer o segundo coche que pasa se para a recogerte».

«En general, la gente es muy amable. Me perdí un poco en Santiago, y la primera persona a la que pregunté me ayudó de mil amores. ¡Y la segunda me regaló su mapa!».

«Tienes que saber un poco de español, aunque sea lo básico para sobrevivir. Es decir, lo necesario para preguntar dónde está algo o pedir que te lleven a un sitio en concreto. Pero, por lo demás, la comunicación es muy sencilla; cuando la gente ve que eres de fuera, se esfuerzan por intentar hablar contigo».

@kiwi.com Do you agree?👽 #whytravel #alwaystravel #travellife #traveltiktok #travelblog #cheapflights #freetravel #budgettravel #cheaptravel #wehacktravel #wehackthesystem #kiwicomtravel ♬ original sound – Kiwi.com

Una de las mejores cosas de viajar es conocer a gente con una mentalidad parecida a la tuya. «Todavía sigo en contacto con un par de personas que conocí», nos cuenta Bára, aunque también reconoce que una de las principales desventajas (si a ti te lo parece) es que los hostales suelen estar llenos de turistas (generalmente europeos) y que todos están intentando hacer lo mismo: vivir su propia aventura. El couchsurfing todavía es algo muy extendido y para ella fue una de las mejores maneras de conocer a gente local y descubrir cosas que nunca habría encontrado por sí misma.

Una aventura sudamericana a tu medida

@kiwi.com You’re on the right track, if you’ve been looking for cheap flights!😇 #cheapflights #freetravel #budgettravel #cheaptravel #wehacktravel #wehackthesystem #kiwicomtravel #HavaianasLivreDeCliches ♬ BORN FOR THIS – Foxxi

Da igual qué quieras hacer, cómo viajes o adónde vayas: Kiwi.com es ideal para planificar viajes de bajo coste en avión, tren y autobús. Prueba Nomad para planificar un viaje a varias ciudades, establece una alerta de precios para reservar cuando tu vuelo tenga el precio que quieres pagar o crea itinerarios que no suelen existir utilizando el trasbordo propio.

Los hacks de viaje de Kiwi.com te ayudarán a programar una aventura por Sudamérica todavía mejor.

¿Te ha gustado este artículo? En Kiwi.com Stories encontrarás más inspiración para viajar.